MÚSICA SANADORA, 432Hz – Rosantique

Tocar y escuchar música afinada a 432 Hz sana el cuerpo y la naturaleza circundante.

Hola artistas!!! Conocéis la música sanadora y la historia de la afinación universal?

Hoy queremos presentaros nuestro lado más “zen”: el departamento de producción de música sanadora, también aplicada en la músicoterapia. Entraremos en un mundo de vibraciones, chacras, pero también os contaremos algo muy interesante sobre la historia de la música a partir de la época anterior al 1700, hasta el cambio de afinación de las frecuencias musicales en la época moderna.

Hay muchos posts sobre esto y algunos contradicen a otros. Hay mucha mitología, filosofía e incluso fantasía en este tema. Para no perdernos en tanta teoría y quedarnos con asuntos concretos, lo básico es saber que el cuerpo es en un 60% líquido y este elemento reacciona ante la vibración. Lo mismo pasa a cada líquido en la naturaleza, en el planeta y en el universo entero.

Vamos a empezar contando un poco de datos científicos de física cuántica:

432 Hertz es la frecuencia armónica del Universo para el bienestar del micro y macro cosmos.

Al examinar la frecuencia de 8 Hz, esa corresponde a una nota baja de Do. Pero también, dicen las neurociencias, a la frecuencia ideal en la que nuestros dos hemisferios cerebrales trabajan sincronizados, en armonía, asegurando el máximo flujo de información con el menor gasto de energía.

8 Hz es también la frecuencia de formación de la doble hélice del ADN.

8 Hz es, según los científicos, el latido fundamental del planeta, conocido como “resonancia fundamental de las cavidades de Schumann“, una resonancia electromagnética global.  

Vamos a hablar ahora en términos musicales

En el campo musical la frecuencia de 8 Hz corresponde a una nota de Do. Subiendo cinco octavas, es decir, cinco veces a lo largo de las siete notas de la escala, llegamos a una frecuencia de 256 Hz en la que el La tiene una frecuencia de 432 Hz y no 440 Hz como en la afinación moderna de la música actual!!

(De hecho no todos saben que, a lo largo de la historia, el método de afinación natural fue cambiado por los gobiernos para llegar a un “lenguaje convencional” pero sobre eso os contamos más detalles más adelante).

Afinación musical natural

El principio de resonancia.

Dos cuerdas vibrando a la misma frecuencia (en armonía) producen un sonido por efecto de resonancia.
Así funciona cada instrumento musical que se componga de cuerdas o que produzca vibraciones. A partir de un piano, una guitarra, unas percusiones, hasta las cuerdas vocales.

Al tocar a 256 Hz, para el principio de armónicos (según el cual a la producción de un sonido se suman múltiplos y submúltiplos de esa frecuencia), también el Do de las otras octavas comenzará a vibrar por “simpatía” (resonancia) haciendo así resonar naturalmente la frecuencia de Do 8 Hz.
Esta es la razón por la cual el diapasón a 432 oscilaciones por segundo se denomina “diapasón científico“.

Principio de resonancia

¡Así que tocar y escuchar música afinada en su forma original a 432 Hz equilibra (sana) el cuerpo y, por efecto vibratorio de resonancia, también equilibra (sana) la naturaleza circundante! Eso ya fue aplicado en la antigüedad por la Escuela Pitagórica

Historia del cambio de la afinación natural (432Hz) en la afinación convencional (440Hz)

En el Siglo XVII los niveles de afinación no sólo variaban en lugares diferentes o en distintas épocas: incluso podían variar en una misma ciudad. La afinación del órgano de una catedral londinense del s. XVII, podía estar afinado cinco semitonos más bajo que un virginal (instrumento de teclado) de la misma ciudad.

La necesidad de estandarizar los niveles de afinación surgió cuando se empezó a popularizar la ejecución de música combinada de órgano con ensambles instrumentales (orquestas). Una manera en que se empezó a controlar la afinación era con el uso de diapasones de horquilla. Fue así que se llegó a la decisión de estandardizar la afinación del LA a 440Hz por lograr un sonido más “brillante”.

La lucha de los músicos

Giuseppe Verdi, quien compuso algunas de las más finas óperas del mundo, sabía que “el sonido noble y redondo de la afinación natural es mucho más bello que el sonido más brillante forzado del tono excesivamente alto”.

Giuseppe Verdi

Él también entendía y defendía que los valores (frecuencias) de los tonos no es un asunto arbitrario o de elección personal, sino que corresponde a valores universales! Como Verdi escribió en una carta a la Comisión Gubernamental de Música de Italia:

“Es absurdo que una nota sea llamada
“LA” en Roma y “SI BEMOL” en París
dado que la música es un lenguaje universal”.

Verdi trabajó mucho para demostrar en la práctica dicha universalidad.
En colaboración con los más destacados científicos de su tiempo, él fijó el La en 432 ciclos por segundo como el “Diapasón científico” correspondiente a la voz humana natural y a la base de afinación para la interpretación musical.

La música y los líquidos, Masaru Emoto

No sólo los músicos defienden la afinación originaria a 432Hz como más correcta.
También son famosos los experimentos de Masaru Emoto, (Yokohama,1943) que se realizaron sometiendo a un grupo de plantas domésticas al sonido de la música clásica antigua, afinada a 432Hz y otro grupo de plantas sometidas a música de metal actual, ya sintonizada a 440Hz. Los resultados fotográficos son los siguientes:

Experimento Masaru Emoto con plantas

Otros experimentos hechos durante los ensayos de Masaru Emoto con música y agua:

Exponiendo un líquido a la música metal y otro a las obras de Mozart del siglo XVII se puede ver la diferencia del efecto en sus moléculas en la imagen de forma elocuente.

Comportamiento del agua con la música

 

Experimento de Masau Emoto con agua, palabras y música.

 

En conclusión, difundiendo música a 432Hz podemos contribuir a regenerar el equilibrio primordial y el bienestar de las personas, los animales, las plantas y, en gran escala, también del planeta, el cosmos y el universo entero.

Podéis aprender más sobre este tema consultando los libros de Masaru Emoto: Aquí

Músicoterapia aplicada al bien-estar y reequilibrio psico-físico 

Aquí abajo queremos poner un poco de info básica que se suele usar en músicoterápia en función de la intención:

  • 285Hz – Incita la sanación de células y tejidos, lo cual permite rejuvenecer el cuerpo.
  • 337Hz – Estabiliza la circulación sanguínea.
  • 396Hz – Ayuda a combatir pensamientos o sensaciones de baja frecuencia, como el miedo o la culpa.
  • 528Hz – Supuestamente, propicia la regeneración del ADN.
  • 625Hz – Ayuda al funcionamiento del hígado.
  • 639Hz – Equilibra la capacidad de relacionarte con otros y fortalece el autoestima.
  • 741Hz – Limpia las células.
  • 764Hz – Normaliza el sistema nervioso.
  • 852Hz – Favorece la intuición.
  • 963Hz – Activa la glándula pineal.

A nivel musical se llaman frecuencias SOLFEGGIO y se pueden crear melodías muy sutiles o incluso enmascarar tonos puros debajo de la música (acorde al tono para evitar disonancias). He visto esto en una de las mil páginas que tratan este tema. Como veréis no coinciden con las de arriba (hay posts incluso con otras, ninguno es fiable al 100%):

  • DO – 396 Hz – Frecuencia para liberar el miedo y la culpabilidad
  • RE – 417 Hz – Frecuencia para deshacer las situaciones y facilitar el cambio
  • MI – 528 Hz – Frecuencia para la transformación y los milagros. Reparación del ADN
  • FA – 639 Hz – Frecuencia para la conexión y las relaciones
  • SOL – 741 Hz – Frecuencia para la expansión de conciencia
  • LA – 852 Hz – Frecuencia para despertar la intuición y volver al orden espiritual

En la imagen siguiente podemos ver la relación de las notas musicales con los 7 chakras:

Chakras Musicales

En la siguiente imagen mostramos como pueden beneficiar según la frecuencia de notación a las partes del cuerpo humano:

RELACION DE LAS NOTAS A LOS SISTEMAS DE ORGANOS, SUS FUNCIONES Y MERIDIANOS

Géneros Musicales relajantes; como se diferencian y catalogan 

Hasta este punto hemos estado hablando de lo que se cataloga como música sanadora con formulas científicas y caraterísticas técnicas precisas con unos efectos consecuentes.
Del mismo modo, la música sanadora no suele llevar bases rítmicas ya que eso sería entrar en el mundo CHILLOUT.
Aparte de todo esto se le pueden sumar sonidos de naturaleza como agua, lluvia, bosque… y eso se suele catalogar como música New Age.
El estilo New Age nació en los años ochentas en la época del movimiento social de los yuppies que, cansados de la energía de la música dance de las parties hippies y para combatir el estrés de la vida laboral, necesitaban volver a unos sonidos más relajantes con el fin de conducir a los oyentes a niveles de conciencia superiores, con beneficios psico-físicos o que favorecieran la meditación.
Los precursores absolutos de la NAM (New Age Music) fueron la pareja americana de yuppies Will Ackerman y su mujer Anne Robinson.
En la discográfica más internacional, también se catalogan bajo el genero New Age artistas como EnyaVangelisLoreena McKennit,
Si os habéis quedado con curiosidad, os invitamos a experimentar subscribiéndoos a la lista de música sanadora cuidadosamente producida por Essentia Beyond Music.

Enlace Spotify:

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *